Noticias mundo

¡Expulsado! Papa Francisco expulsa del estado clerical a Fernando Karadima

¡Expulsado! Papa Francisco expulsa del estado clerical a Fernando Karadima

Perú católico, líder en noticias.– El Santo Padre ha tomado esta decisión excepcional en conciencia y por el bien de la Iglesia.

El papa Francisco ha dimitido del estado clerical a Fernando Karadima Fariña, de la Archidiócesis de Santiago de Chile. El Santo Padre ha tomado esta decisión excepcional en conciencia y por el bien de la Iglesia, informó la Oficina de Prensa de la Santa Sede este viernes 28 de septiembre de 2018.

El Pontífice ha ejercido su “potestad ordinaria, que es suprema, plena, inmediata y universal en la Iglesia” (Código de Derecho Canónico, canon 331), consciente de su servicio al pueblo de Dios como sucesor de San Pedro.

El decreto, firmado por el Papa el jueves 27 septiembre de 2018, entró en vigor automáticamente desde ese mismo momento, y comporta también la dispensa de todas las obligaciones clericales. Ha sido notificado a Karadima Fariña, de 88 años, el viernes 28 de septiembre de 2018.

El director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, Greg Burke, comentó así la noticia: El papa Francisco está actuando como pastor, como padre, por el bien de todo el Pueblo de Dios. La dimisión del estado clerical de Fernando Karadima es un paso más en la línea férrea del papa Francisco ante los abusos. Estábamos ante un caso muy serio de podredumbre y había que arrancarlo de raíz. Se trata de una medida excepcional, sin duda, pero los delitos graves de Karadima han hecho un daño excepcional en Chile”.

 

La decisión de Francisco cierra un círculo abierto con la escucha activa de los reclamos de las víctimas de Karadima, la renuncia del obispo Juan Barros (ex obispo de Osorno), quien negó siempre haber sido testigo y encubridor de los abusos sexuales perpetrados por el ex sacerdote, tal como afirmaron las víctimas Juan Carlos Cruz, James Hamilton, José Andrés Murillo. 

Así, el Papa confirma su ‘tolerancia cero’ en materia de abusos, especialmente en en el caso emblemático del potente párroco de la iglesia El Bosque. 

 Karadima culpable

Karadima fue hallado culpable en 2011 por el Vaticano y la justicia chilena de abusar de adolescentes durante las décadas de 1980 y 1990; enjuiciado por mantener conductas erotizadas en el momento del confesionario con jóvenes.

El 21 abril de 2010 se había abierto la investigación formal por parte del ex Santo Oficio contra Karadima quien resultó culpable de abuso de su ministerio sacerdotal.

Antes de que Francisco lo expulsara del sacerdocio, Karadima cumplía una condena que le obligaba a retirarse a una vida de oración y de penitencia, además de la prohibición del ejercicio público del sacerdocio. No podía confesar o realizar alguna dirección espiritual.

Asimismo, el 13 de abril de 2012, el arzobispo Ezzati firmó un decreto en el que se ponía fin a la Pía Unión Sacerdotal, organización que había creado Karadima para ganar secuaces y cometer sus abusos de conciencia, sexuales y de poder. De ahí, el llamado “círculo de hierro” de Karadima estaba poblado de sacerdotes que hacían carrera. Entre ellos cinco obispos: Andrés Artiaga, Horacio Valenzuela y Tomislav Koljatic, así como el ya mencionado Barros (ex obispo de Osorno).

Karadima debido al poder que ganó con el tiempo influenciaba a los jóvenes a seguirle con devoción. Se presentaba como hijo espiritual y discípulo de padre Hurtado. Entre sus víctimas predilectas jóvenes con problemas de identidad o de división familiar; hijos de padres separados o de padres ausentes.

El decreto firmado por el Papa:

Yo, Sumo Pontífice Francisco Papa, el día 27 del mes de septiembre del año 2018, en virtud de nuestro ministerio, teniendo suprema, plena, inmediata y universal potestad en la Iglesia, la que puede siempre y libremente ejercer, hemos decretado que fuera aplicada a dicho presbítero la dimisión del estado clerical por el bien de la Iglesia, junto a la dispensa de todas las obligaciones derivadas de la sagrada ordenación, de acuerdo de las normas siguientes […]”.

El caso Cristián Precht

La expulsión del sacerdocio es la mayor sanción que se puede aplicar en contra de un miembro del clero. Recientemente, el castigo se le aplicó a Cristián Precht, quien durante mucho tiempo fue un ícono de la defensa de los derechos humanos en Chile.

El papa Francisco a mitad de septiembre ordenó la “reducción a la condición laical” del hombre que durante la década de los 70 y 80 dirigió la Vicaría de la Solidaridad, que ofreció refugio y apoyo a los perseguidos políticos del régimen de facto del general Augusto Pinochet. 

Pretch ya había sido separado de sus funciones sacerdotales en 2012, luego de denuncias de abuso sexual a menores y adultos. Pero cuando cumplió su sanción inicial de cinco años, en diciembre de 2017, nuevas denuncias en su contra obligaron a realizar otra investigación por parte del Vaticano.

Karadima y Precht se convierten en casos que ponen un precedente en la Iglesia: No hay lugar para sacerdotes que abusan de niños y adultos vulnerables, parafraseando a Francisco. Aleteia / Perú Católico. 

Noticias mundo

Visita Noticias mundo

CrestaProject
Atención las 24 hrs.
Enviar WhatsApp