Cuaresma

Homilía del V Domingo del Tiempo de Cuaresma: Está ahí y te llama

Homilía del V Domingo del Tiempo de Cuaresma: Está ahí y te llama

Advertencia

Para evitar equívocos les recuerdo que la liturgia permite hacer las lecturas del ciclo A también este V domingo de cuaresma. El tema fundamental de hoy, en plena cuaresma, nos invita a pensar en la resurrección por la que consciente o inconscientemente todos suspiramos.

  • Ezequiel

En un breve párrafo nos habla de la gran afirmación que ha hecho el Señor: «lo digo y lo hago».

¿Qué promesa es ésta que viene de tan lejos?

La podemos meditar con paz:

«Yo mismo abriré vuestros sepulcros y os haré salir de vuestros sepulcros… Y os infundiré mi espíritu y viviréis».

Gran promesa del profeta que será una realidad cuando leamos el Evangelio de este domingo.

  • Salmo 129

Confiando en la misericordia del Señor los seres humanos le pedimos que escuche nuestra humilde voz que, desde lo más profundo de la tierra, le gritamos que escuche nuestras súplicas y perdone nuestros pecados.

Con el salmo terminamos repitiendo:

«Mi alma espera en el Señor porque de Él viene la misericordia y la redención abundante».

Permítanme decirles que el lema de nuestra Congregación Redentorista está tomado de este salmo: «En el Señor hay redención abundante».

  • San Pablo

El apóstol nos invita hoy a confiar en el misterio de nuestra propia resurrección que tanto anhelamos, con estas palabras:

«Si el Espíritu del que resucitó a Jesús de entre los muertos habita en vosotros, el que resucitó de entre los muertos a Cristo Jesús, vivificará también vuestros cuerpos mortales por el mismo Espíritu que habita en vosotros».

  • Versículo antes del Evangelio

Nos invita a meditar las palabras más importantes de todo el precioso Evangelio del día: Jesús, conversando con Marta, le dice en el momento cumbre:

«Yo soy la resurrección y la vida».

Este «Yo soy» fascinante es la realidad del famoso eco de las palabras con que Dios se reveló a Moisés en la zarza ardiente: «Yo soy el que soy».

  • Evangelio

Pretender comentar este capítulo once de San Juan es poco menos que una temeridad, porque deberíamos emplear en ello varias horas.

Meditemos por partes:

+ Un día Lázaro, el hermano de Marta y María, cae gravemente enfermo.

Sus hermanas le envían a Jesús una brevísima petición: «Señor, tu amigo está enfermo».

Como Jesús está huyendo de la persecución que le hacen los judíos, y está decidido a ir a la casa de la familia tan querida, los apóstoles se hacen los valientes diciendo por boca de Tomás: «Vamos también nosotros y muramos con Él».

A la hora de la verdad, todos huyeron y dejaron solo a Jesús.

+ Llegan a Betania y el desahogo de Marta al ver a Jesús es súplica y desilusión: «Señor, si hubieras estado aquí no hubiera muerto mi hermano. Pero aún ahora sé que todo lo que pidas a Dios, Dios te lo concederá».

La verdad es que toda la familia estaba bien formada en la fe. Por eso, cuando Jesús le dice a Marta: «Tu hermano resucitará», ella responde: «Ya sé que resucitará en la resurrección del último día».

En aquel momento la expresión del rostro de Jesucristo debió ser impresionante: «Yo soy la resurrección y la vida. El que cree en mí, aunque haya muerto, vivirá. Y el que está vivo y cree en mí, no morirá para siempre».

+ Jesús le pide un acto de fe absoluto a su amiga Marta y ella hace este precioso acto de fe: «Sí, Señor, yo creo que tú eres el Mesías, el Hijo de Dios, el que tenía que venir al mundo».

Maravilloso acto de fe que será bueno que le pidamos santa Marta que nos lo comparta.

+ Marta dice a María: «El Maestro está ahí y te llama». La escena anterior se repite con la hermana pequeña y Jesús, al ver llorar a María, sollozó y preguntó: «¿Dónde lo han puesto

Lo llevan junto al sepulcro y volvió a llorar. Jesús mandó quitar la losa que tapaba la entrada y, aunque Marta le advirtió que ya estaba en el cuarto día de corrupción, Él le dijo: «Si crees verás la gloria de Dios».

Lo hermoso de este milagro es que Jesús da gracias antes de que resucite Lázaro: «Padre, te doy gracias porque me has escuchado…» Luego gritó con voz potente: «Lázaro, ven fuera».

Este es el milagro más grande de la vida de Jesús y lo hizo en favor de la familia que lo acogía en su casa con frecuencia.

José Ignacio Alemany Grau, obispo

Ver más Cuaresma

Homilía del IV Domingo del Tiempo de Cuaresma: El Padre Misericordioso

Redacción Central27/03/2022

Homilía del III Domingo del Tiempo de Cuaresma: El Señor está en medio de nosotros

Redacción Central19/03/2022

Tiempo de Cuaresma: Vivirlo en Familia

Redacción Central09/03/2022

Homilía del I Domingo del Tiempo de Cuaresma: nadie que crea quedará defraudado

Redacción Central05/03/2022

Todo sobre Cuaresma: ¿Por qué dura 40 días de Cuaresma?

Redacción Central05/03/2022

Cuaresma: un camino para crecer en la fe y vivir la Semana Santa con sentido

Redacción Central04/03/2022

10 preguntas que todos se hacen en Cuaresma

Redacción Central02/03/2022

¿Qué dice la Iglesia sobre tener sexo en Cuaresma?

Redacción Central02/03/2022

Preguntas y respuestas sobre la Cuaresma 2022

Redacción Central02/03/2022

Quis autem vel eum iure reprehenderit qui in ea voluptate velit esse quam nihil molestiae consequatur, vel illum qui dolorem?

Temporibus autem quibusdam et aut officiis debitis aut rerum necessitatibus saepe eveniet.

Nosotros

Medio de comunicación digital, líder en las informaciones en la Iglesia Católica del Perú. Teléfono: 949 631 689 – WhatsApp: +511 7485020.

Lectores: Más de 10 mil visitas al día a nuestra web. Y más de dos millones de alcance mensual a través de nuestro Facebook.

Calendario noticias

Junio 2022
L M M J V S S
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  

©Todos los derechos reservados.