Noticias mundo

El Papa tras los pasos de Juan Pablo II y Benedicto XVI

El Papa tras los pasos de Juan Pablo II y Benedicto XVI

El viaje apostólico de Francisco a los dos países mediterráneos, del 2 al 6 de diciembre, sigue los pasos del Papa emérito en Chipre en 2010 y del Papa polaco en Grecia en 2001. Compartimos una síntesis de la historia de sus peregrinaciones a estas tierras entre Oriente y Occidente.

Amedeo Lomonaco – Ciudad del Vaticano

La isla de Chipre es la tierra de San Bernabé, que nació en Pafo y regresó allí para anunciar la Pascua del Señor Jesús. Se convirtió, según la tradición oriental, en la nueva patria de Lázaro, que fue resucitado por Jesús y luego se trasladó a Chipre para convertirse en obispo de Cizio (hoy Lárnaca). En Grecia, el Apóstol de los Gentiles, San Pablo, dejó huellas indelebles. Filipos fue el primer lugar evangelizado en Europa y fue desde Grecia que el cristianismo se extendió por todo el continente europeo.

“Cuando zarpamos de Troas, navegamos directamente a Samotracia y al día siguiente a Medlar, y de allí a Filipos (Hechos 16:11)”

El Papa Francisco viajará a Chipre y Grecia, países situados en la encrucijada entre Oriente y Occidente, del 2 al 6 de diciembre para confirmar en la fe, confortar y animar a las comunidades locales. Las paradas del viaje apostólico son Nicosia, Lárnaca, Atenas y Lesbos, donde el Pontífice ya acudió en 2016 a encontrarse con migrantes y refugiados en el campo de Moria. A estas tierras, labradas en los orígenes del cristianismo por los apóstoles Bernabé y Pablo, también han llegado como peregrinos Juan Pablo II y Benedicto XVI.

“El Reino de Dios no es cuestión de comida o bebida, sino que es justicia, paz y alegría en el Espíritu Santo’ (Rom 14,17)”

El viaje del Papa Wojtyla a Grecia

Grecia, en 2001, es la primera parada de la peregrinación jubilar de Juan Pablo II tras las huellas de San Pablo. En la ceremonia de bienvenida subrayó que “la inculturación del Evangelio en el mundo griego sigue siendo un ejemplo para toda inculturación”. A continuación, el papa Wojtyła se reunió con el entonces arzobispo de Atenas y de toda Grecia, Su Beatitud Christodoulos. El Pontífice polaco pidió perdón por las heridas vinculadas a páginas dramáticas de la historia, como el saqueo de Constantinopla en 1204.

Juan Pablo II y Su Beatitud Christodoulos (mayo de 2001)

Juan Pablo II y Su Beatitud Christodoulos (mayo de 2001)

Inspirado por San Pablo

Visitando la catedral de San Dionisio en Atenas, Juan Pablo II recordó que este santo “fue uno de los primeros griegos que, al oír la predicación de Pablo sobre la resurrección, se convirtió”. “Que todos acojáis este misterio de salvación, para vivirlo y ser sus testigos con vuestros hermanos”. Las palabras de San Pablo en el famoso discurso del Areópago, recogidas en los Hechos de los Apóstoles, resuenan entonces desde la capital helena. En este lugar de la predicación del Apóstol de los gentiles, la “Declaración conjunta sobre las raíces cristianas de Europa” fue leída en griego por un prelado ortodoxo y en inglés por el cardenal Sodano.

En la tarde del 4 de mayo, Su Beatitud Christódoulos y otros metropolitanos miembros del Santo Sínodo de la Iglesia Ortodoxa Griega visitaron al Papa en la Nunciatura Apostólica de Atenas. Al final del encuentro, la inesperada petición de Juan Pablo II a Christodoulos: “¿Podemos decir el Padre Nuestro en griego?” “Sí, Santo Padre”, fue la respuesta. Juntos, en griego, recitaron la oración que nos enseñó Jesús.

Mayo de 2001: un momento del viaje apostólico de Juan Pablo II a Grecia

Mayo de 2001: un momento del viaje apostólico de Juan Pablo II a Grecia

Dar testimonio en el areópago de hoy

El momento final del viaje apostólico de Juan Pablo II a Grecia tuvo lugar el 5 de mayo de 2001. El Pontífice celebró la Santa Misa en el Palacio de Deportes del Centro Olímpico de Atenas. Recordar en Atenas la vida y la obra de Pablo -dijo el Papa Wojtyla- significa ser invitados a anunciar el Evangelio hasta los confines de la tierra, proponiendo a nuestros contemporáneos la salvación traída por Cristo y mostrándoles los caminos de la santidad y de la recta vida moral, que son las respuestas a la llamada del Señor. 

“Siguiendo el ejemplo de San Pablo y de las primeras comunidades -aseguró el Papa-urge desarrollar espacios de diálogo con nuestros contemporáneos, especialmente en los lugares donde se juega el futuro del hombre y de la humanidad, para que las decisiones que se tomen no estén guiadas únicamente por intereses políticos y económicos que desprecian la dignidad de las personas y las necesidades que de ella se derivan, sino para que exista ese suplemento de alma que recuerde el lugar distinguido y la dignidad del hombre. Los areópagos que reclaman hoy el testimonio de los cristianos son numerosos”. Durante su homilía, el Pontífice polaco también recordó el fructífero diálogo entre la fe cristiana y la filosofía.

Antes de dejar Grecia, Juan Pablo II dirigió una exhortación especial: “Como Pablo, sed testigos de Cristo”.

Entre los dolores y las esperanzas de Chipre

El otro país que está en el centro del 35º viaje apostólico del Papa Francisco es Chipre. Es la segunda vez que un Pontífice visita esta isla. Para rastrear la primera visita a Chipre de un obispo de Roma, hay que remontarse a 2010, al viaje apostólico de Benedicto XVI, que tuvo lugar del 4 al 6 de junio de ese año. 

Siguiendo los pasos de sus padres en la fe, los santos Pablo y Bernabé, el Papa emérito vino a Chipre como peregrino para confirmar a los católicos en la fe y para entregar el Instrumentum laboris para la Asamblea Especial para Oriente Medio del Sínodo de los Obispos, celebrada en octubre de 2010.

En el vuelo papal a Chipre, Benedicto XVI expresó su dolor por el asesinato del entonces Vicario Apostólico de Anatolia, monseñor Luigi Padovese, asesinado en Turquía el 3 de junio de 2010, “que también contribuyó mucho”, añadió el Pontífice, “a la preparación del Sínodo para Oriente Medio”. Durante la ceremonia de bienvenida en el aeropuerto internacional de Pafos, refiriéndose a la división de la isla de Chipre en dos partes, Benedicto XVI expresó un deseo para Chipre que también está ligado al presente de esta isla.

Benedicto XVI en Chipre durante su viaje apostólico del 4 al 6 de junio de 2010

Benedicto XVI en Chipre durante su viaje apostólico del 4 al 6 de junio de 2010

Entre encuentros ecuménicos y anhelos de paz

La unidad de los cristianos fue uno de los temas centrales del viaje de Benedicto XVI a Chipre. Durante la celebración ecuménica, el 4 de junio de 2010, en el sitio arqueológico de la iglesia de Agia Kiriaki Chrysopolitissa, el Pontífice recordó que “la comunión eclesial en la fe apostólica es a la vez un don y una llamada a la misión”. “La unidad de todos los discípulos de Cristo -añadió- es un don que hay que implorar al Padre, con la esperanza de que fortalezca el testimonio del Evangelio en el mundo de hoy”.

En el siguiente encuentro, dirigiéndose a las autoridades civiles, Benedicto XVI dijo: “Cuando las políticas que apoyamos se aplican en armonía con la ley natural propia de nuestra humanidad común, entonces nuestras acciones se vuelven más fundamentadas y conducen a una atmósfera de entendimiento, justicia y paz”. Al día siguiente, el 5 de junio de 2010, más de 1.500 personas en representación de todos los católicos chipriotas en sus componentes maronita, armenio y latino recibieron a Benedicto XVI, en un ambiente de alegría marcado por los cantos de los niños, en el campo de deportes de la escuela primaria de San Marón.

Un momento del viaje apostólico de Benedicto XVI a Chipre (junio de 2010)

Un momento del viaje apostólico de Benedicto XVI a Chipre (junio de 2010)

El viaje del Papa Francisco

Por lo tanto, la historia de Chipre y Grecia también está entrelazada con la predicación de los apóstoles Bernabé y Pablo, con las enseñanzas de San Juan Pablo II y Benedicto XVI. A estos pasos se unen ahora los del Papa Francisco. El programa de su 35º viaje apostólico incluye lugares que también visitaron sus predecesores. Tras llegar al aeropuerto de Lárnaca el 2 de diciembre, Francisco se desplazará a Nicosia para mantener un encuentro con sacerdotes, religiosos, consagrados, diáconos, catequistas, asociaciones y movimientos eclesiales en la catedral maronita de Nuestra Señora de las Gracias. A continuación, el programa continúa con el traslado al Palacio Presidencial para tres citas: la ceremonia de bienvenida, la visita de cortesía al Jefe del Estado y el encuentro con las autoridades, la sociedad civil y el cuerpo diplomático. El 3 de diciembre es el día de la visita a Su Beatitud Crisóstomo II, arzobispo ortodoxo de Chipre, el encuentro con el Santo Sínodo y la misa en el “Gps Stadium” de Nicosia. El segundo día del viaje terminó con una oración ecuménica por los migrantes en la iglesia parroquial de Santa Cruz.

El sábado 4 de diciembre comienza la etapa griega. Tras la ceremonia de bienvenida, el programa incluye una visita de cortesía al Jefe de Estado, reuniones con el Primer Ministro y las autoridades, la sociedad civil y el cuerpo diplomático. Por la tarde habrá una visita a Su Beatitud Ieronymos II , Arzobispo de Atenas y de toda Grecia en el Palacio Arzobispal Ortodoxo y luego un encuentro con los respectivos Seguidores en la Sala del Trono. 

Al final del día habrá otros dos encuentros en la agenda: con obispos, sacerdotes, religiosos, consagradas, seminaristas y catequistas en la catedral de San Dionisio. La reunión privada con los miembros de la Compañía de Jesús concluirá la jornada del 4 de diciembre. El domingo 5 de diciembre, el Papa volará hasta Mitilene, en la isla griega de Lesbos, para llevar su aliento a los refugiados en el “Centro de acogida e identificación”. A última hora de la mañana regresará a Atenas, donde por la tarde celebrará una misa en la sala de conciertos Megaron. Por la tarde, Su Beatitud Ieronymos II realizará una visita de cortesía al Santo Padre en la Nunciatura Apostólica. El 6 de diciembre, Francisco recibirá al Presidente del Parlamento griego antes del encuentro con los jóvenes en el Colegio San Dionisio de las Hermanas Ursulinas de Maroussi y de la ceremonia de despedida.

Ver más Noticias mundo

Homilía del II Domingo del Tiempo Ordinario: Derroche de vino

Redacción Central15/01/2022

Obispos ecuatorianos rechazan ley que permite el aborto por violación o discapacidad

Redacción Central13/01/2022

Papa Francisco: Trabajar permite realizarnos y colaborar en un proyecto de Dios

Redacción Central12/01/2022

Papa Francisco: no descuidemos la oración

Redacción Central10/01/2022

Homilía del Domingo del Bautismo del Señor

Redacción Central09/01/2022

Fiesta del Santísimo Nombre de Jesús

Redacción Central03/01/2022

Homilía del II Domingo de Navidad: La divina maternidad de María

Redacción Central02/01/2022

Santa María Madre de Dios

Redacción Central01/01/2022

¿Por qué los católicos usamos cruces y por qué nos persignamos?

Redacción Central31/12/2021

Medio de comunicación digital, líder en las informaciones en la Iglesia Católica del Perú. Bendecidos por el Papa Francisco.

Somos ©Grupo Perú Católico

Diseñada por Webs Católicas

This error message is only visible to WordPress admins
Error: No posts found.

©Todos los derechos reservados.