Columnistas

45.- Iglesia ante el Bicentenario: Juan Manuel Nocheto (1784-1832)

45.- Iglesia ante el Bicentenario: Juan Manuel Nocheto (1784-1832)

Perú Católico, líder en noticias rumbo al Bicentenario de la Independencia. Este artículo es escrito por el Doctor e Historiador José Antonio Benito.

Presidente del Congreso Constituyente de 1828. Hijo de Bartolomé Nocheto Onsa (natural de Savona, en la Liguria italiana), y María de la O de Castro (natural de Lima). Tuvieron otros cinco hijos, bautizados en la Iglesia de San Sebastián.

 En 1800 ingresó al Seminario de Santo Toribio, donde llegó a ser vicerrector y secretario (1808), así como regente interino de estudios (1810-1811).

Ordenado como presbítero, en 1812 pasó a encargarse de la parroquia de Lurín, pero al año siguiente retornó al seminario, cuya biblioteca se dedicó a organizar, sobre la base de los libros donados por el arzobispo Bartolomé Maria de las Heras.

Conocemos de estas fechas un certificado de la jura de la Constitución Política de la Monarquía Española de 1812, firmada por Juan Manuel Nocheto, vicerrector y secretario:

En este Real Colegio Seminario del Sr. Santo Toribio hoy 4 de octubre de 1812, habiéndose recibido por conducto del Ilmo. Sr. Arzobispo de esta metrópoli Dr. Bartolomé María de las Heras, nuestro dignísimo prelado, un oficio del Excmo. Sr. Ministro de Gracia y Justicia acompañado de la Constitución Política de la Monarquía Española sancionada por las cortes generales y extraordinarias de la nación y Reales Ordenes de 18 de marzo sobre su publicación y forma con que debe ejecutarse el juramento para su observancia, se tocó la campana de uso y costumbre para la congregación de los alumnos y juntos en la capilla interior de este Real Colegio se leyó íntegra la constitución con los referidos Reales Decretos y puestos todos de rodillas y teniendo delante una imagen de Cristo Crucificado y el libro de los Santos Evangelios se les hizo hacer el juramento en la forma prevenida: ¿Juráis por Dios y por los Santos Evangelios guardar la constitución política de la Monarquía Española sancionada por las Cortes Generales y extraordinarias de la nación y ser fieles al Rey? Respondieron todos los concurrentes: Sí, juramos. Concluido este acto y hecha una breve exhortación para su observancia se entonó el cántico Te Deum Laudamus, celebrándose después una Misa solemne de acción de gracias. Y el Ilmo. Sr. rector de este colegio Dr. D. José de Silva y Olave, obispo electo de la diócesis de Huamanga, ordenó se extendiese por acta en los libros y que se sacasen 3 copias autorizadas para dar cuenta con ellas de lo actuado y lo firmó de su mano de que certifico. José Vicente, obispo electo de Huamanga, vicerrector y secretario: Juan Manuel Nocheto.

Poco después, pasó a la parroquia de Pachas, en el partido de Huamalíes, donde fue cura, vicario y juez eclesiástico.

Las noticias de su inclinación a la causa de la independencia llegaron a oídos de Bernardo Monteagudo, Ministro de San Martín, aun antes de la declaración de la independencia del Perú, de manera que, estando el Ejército Libertador en Barranca, Monteagudo expidió un mandato disponiendo se le admita como cura de Pachas… “teniendo pruebas evidentes del patriotismo, amor a la Independencia y celo por la causa sagrada de los pueblos que distinguen a don Manuel Nocheto”.  Tan así, que promovió la firma de un petitorio que fue elevado al virrey Joaquín de la Pezuela, para instarle a negociar la paz con San Martín, petitorio que fue firmado por 70 vecinos notables de Lima (16 de diciembre de 1820).

Declarada la independencia en Lima, el 28 de julio de 1821, el nuevo gobierno creó una Junta de Purificación, ante la cual los eclesiásticos debían demostrar su patriotismo. Así lo hizo Juan Manuel Nocheto, designando como apoderado a su pariente el doctor don Salvador de Castro, miembro del Ilustre Colegio de Abogados de la capital de la naciente República. Ante ella presentó Castro tres testigos: don Cecilio Tagle, cura de la Parroquia de San Sebastián, donde fuera bautizado Nocheto; don Juan Esteban Enríquez de Saldaña, capellán del Monasterio de la Concepción; y don Felipe Antonio Alvarado, hermano del general Rudecindo Alvarado perteneciente al ejército de San Martín. Felipe Antonio Alvarado sería más adelante uno de los miembros del primer Congreso Constituyente del Perú e integrante de la primera Junta Gubernativa constituida luego de la partida del Protector.

Tales testigos dieron fe del anhelo patriótico de Nocheto, relatando cómo por la confianza que precisamente le tenía el primero, siempre le había dado acceso a papeles y correspondencia relacionados al estado del Ejército Libertador, no teniendo duda de su “acendrado patriotismo”. Igualmente, el segundo testigo dio fe de que conocía a Nocheto de muchos años y que siempre notó su “decidido patriotismo”, así como que, cuando la nobleza y el clero pidieron al Virrey Pezuela que capitulase con San Martín, el propio Nocheto fue a buscarlo en persona para firmar el petitorio. Alvarado manifestó, asimismo, que conocía de tiempo a Nocheto y le constaba, inclusive, que cuando un emigrado, huyendo de las fuerzas realistas, llegó al curato de Cotaparaco, bajo la jurisdicción eclesiástica de Nocheto, este procedió a darle refugio.

El retardo de la Corte Suprema en calificar las actas de resultado de las elecciones, conforme a las facultades que en aquel tiempo correspondían al máximo órgano de justicia, no permitió que el Congreso se instalara el 1 de mayo de 1827, como había dispuesto el decreto de convocatoria, sino el 4 de junio siguiente. Inició sus sesiones la nueva representación bajo la presidencia de Francisco Javier de Luna Pizarro, quien también había sido el primer Presidente del primer Congreso reunido en 1822. Quedaba, de esta forma, reivindicado este ilustre prócer de la emancipación, que había sufrido el exilio en Chile a causa de su oposición a Bolívar. Nocheto se integró a las Comisiones de Legislación y Eclesiástica.

Consolidada la independencia del Perú, fue miembro del Congreso General Constituyente de 1827 por la provincia de Huamalíes. Dicho congreso constituyente fue el que elaboró la segunda constitución política del país1. Fue elevado a la presidencia del mismo en dos ocasiones, tocándole clausurar sus sesiones, el 16 de junio de 1828. Integró además la comisión permanente que se encargó de constituir el Senado del siguiente Congreso Ordinario, al que se incorporó como senador por el departamento de Junín (1829-1832).

Durante el primer gobierno del mariscal Agustín Gamarra, integró el Consejo de Estado (1831-1832).

En 1829, dos días después de instalado el Congreso Nocheto renunció al cargo de Senador, solicitando se llame al suplente. Un mes después, el 2 de octubre, el Senado autorizó a Nocheto para asumir el rectorado del Colegio de San Carlos sucediendo en el cargo a Manuel José Pedemonte. La primera preocupación de Nocheto, ya al frente de esta institución, fue la de revisar el plan de estudios. Por un acuerdo del Congreso, aprobado el 31 de octubre de 1829, se dispuso que, interinamente, continuase rigiendo para San Carlos el plan de estudios que había estado vigente durante el régimen colonial. Una ley, redactada el 11 de noviembre siguiente y promulgada el día 13 del mismo mes, dispuso, esta vez, que el plan de estudios fuese el aprobado por decreto del 26 de octubre de 1826. Miembro del cuerpo docente de San Carlos era ya Bartolomé Herrera, quien posteriormente tendría importante participación en la vida política nacional.

En 1831, accedió nuevamente Nocheto al Congreso, como senador por Junín. Se instaló dicha asamblea el 19 de abril de 1831, casi un año después de la fecha en que debería haber iniciado sus sesiones.

En el Congreso de 1832, asumió Nocheto una de las senadurías por Junín, participando en las comisiones Eclesiástica y de Agricultura, Comercio e Instrucción Pública (probablemente por este último aspecto). La muerte pondría fin a sus esfuerzos a fines de octubre.

Entre los distritos limeños de El Agustino y Santa Anita se encuentra la urbanización Nocheto, cuyo nombre coincide con el de quien fuera Presidente del Congreso General Constituyente de 1827-1828, en dos periodos: Juan Manuel Asencio Nocheto de Castro.

Foto del autor de esta sección y artículo: Doctor e historiador José Antonio Benito.

*No olvides de ingresar a este enlace en donde encontrarás todos los personajes que forjaron nuestra independencia: https://perucatolico.com/c/la-iglesia-ante-el-bicentenario/

Comenta

Deja un comentario

Ver más Columnistas

67.- Clérigo José Joaquín de Larriva y Ruiz (1780 – 1832)

Redacción Central12/04/2021

66.- Representaciones visuales en la Iglesia de San Pedro Naván (Huacho) en tiempos de independencia

Redacción Central05/04/2021

¡A mi amigo sacerdote en su día!

Franco Segura01/04/2021

65.- Iglesia ante el Bicentenario: Sacerdotes fidelistas que regresaron a España: Juan de la Cruz Errazquin Otamendi (+1831), deán de Arequipa, muere pobre y olvidado en Lezcano

Redacción Central29/03/2021

El origen de las novenas católicas

Redacción Central25/03/2021

‘La creación y la salvación’, por P. Johan Leuridan

Redacción Central25/03/2021

64.- Iglesia ante el Bicentenario: clérigos en el primer Congreso del Perú (1822-1825)

Redacción Central22/03/2021

¿Dónde vamos al morir?

Redacción Central20/03/2021

63.- Iglesia ante el Bicentenario: Los padres camilos o padres de la buena muerte

Redacción Central15/03/2021