Entrevistas y reportajes

¿Cuál es la diferencia entre un sacerdote, un fraile y un monje?

¿Cuál es la diferencia entre un sacerdote, un fraile y un monje?

Los tres términos se confunden en el lenguaje popular, pero ¿qué diferencias hay entre ellos?

Son términos ambiguos y flexibles. En el lenguaje popular se aplica sin propiedad, como si los tres términos fueran equivalentes. Sin embargo, no son lo mismo:

Un sacerdote, en la Iglesia Católica, es un hombre que ha recibido el sacramento del Orden Sacerdotal, y que en virtud del mismo puede celebrar el sacrificio de la misa y realizar otras tareas propias del ministerio pastoral. Puede pertenecer a una orden o familia religiosa, o a una diócesis.

Un monje o un fraile, en cambio, es una persona que ha hecho los votos de pobreza, castidad y obediencia, y pertenece a una congregación o familia religiosa concreta (franciscanos, dominicos, jesuitas…). Puede coincidir que además de ser religioso sea sacerdote, pero no tiene por qué. Su vocación religiosa no tiene por qué ser una vocación al sacerdocio.

¿Y cuál es la diferencia entre monje y fraile? Pues tiene que ver con el origen de ambas palabras: monje viene del latín tardío monachus, palabra para designar a los anacoretas, y que ya en su misma raíz tenía implícito el significado “soledad”.

Se relaciona con el surgimiento de las primeras experiencias de vida contemplativa (en los siglos IV-VI d.C.), como por ejemplo los Padres del Desierto, ermitaños que abandonaban el mundo y vivían en el desierto, o san Benito de Nursia, fundador de la orden religiosa más antigua de Occidente, los benedictinos.

Monje, por tanto, es un término más adecuado para referirse a hombres consagrados que viven en conventos, dedicados por entero a la oración y a la penitencia. Es el caso de las órdenes contemplativas, como la Cartuja.

Fraile en cambio es un término más moderno, que procede de la Edad Media (del provenzal fraire), y que significa “hermano”. Fraile se suele emplear más para órdenes dedicadas a la vida activa, como los franciscanos o los hospitalarios.

El uso de esta palabra se relaciona con el surgimiento de las órdenes mendicantes en la Baja Edad Media, que supusieron un gran cambio en la vida religiosa: estos nuevos religiosos ya no se encerraban en conventos alejados de la gente para dedicarse a la oración, sino que estaban en las ciudades, dedicados a los pobres, a la enseñanza, a los enfermos. Aleteia / Perú Católico.

Comenta

Deja un comentario

Entrevistas y reportajes

Ver más Entrevistas y reportajes

¿Cuál es la diferencia entre cuerpo, alma y espíritu?

Redacción Central10/08/2022

¡Feliz 28 de julio! ¡Viva el Perú!

Redacción Central28/07/2022

CATEQUESIS: ¿Por qué rezarle a la Virgen si debemos pedirle directamente a Dios?

Redacción Central20/07/2022

¿Puedo arrojar al mar las cenizas de un difunto?

Redacción Central19/07/2022

¿Qué es el agua bendita y para qué sirve?

Redacción Central18/07/2022

Lo que no sabías del ‘Escapulario de la Virgen del Carmen’

Redacción Central15/07/2022

¿Sabías que la ‘Virgen del Carmen’ es la patrona del criollismo y la alcaldesa de Lima?

Redacción Central15/07/2022

Papa Francisco: “Mi renuncia es una posibilidad si Dios me lo pide. No la descarto”

Redacción Central13/07/2022

13 cosas increíbles que quizás no sabías del diablo y sus demonios

Redacción Central04/07/2022

Medio de comunicación digital, líder en las informaciones en la Iglesia Católica del Perú. Bendecidos por el Papa Francisco. Teléfono: +511 7485020.

Facebook

Calendario noticias

Agosto 2022
L M M J V S S
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

©Todos los derechos reservados.