Columnistas

En Cuba: ‘El pueblo está cansado’, por José Antonio Varela

En Cuba: ‘El pueblo está cansado’, por José Antonio Varela

Han sido 18 las congregaciones religiosas que a principios de mayo firmaron una carta dirigida a las autoridades de Camagüey, en Cuba, en la que retratan la dramática situación económica, sanitaria y social que vive gran parte de la población en la isla caribeña.

La carta ha sido enviada a través de la Conferencia Cubana de Religiosos, junto al Arzobispado de Camagüey, en la cual manifiestan, con alarma: “las situaciones dolorosas que estamos viviendo como pueblo, con el objetivo de solicitarles alternativas para su alivio”.

Un panorama grave

Son varios los dramas que enfrenta el país y que fueron señalados por los religiosos en su carta. Entre los problemas que saltan a la vista están: los salarios insuficientes y la subida de precios, esto debido a una decidida política del gobierno por disminuir los subsidios y sincerar el valor real del peso, la moneda nacional, que ha sido unificada.

Los religiosos, presentes en todo el país, advierten sobre la dificultad que existe para la atención médica y la alta escasez de medicamentos, lo que se constata día a día. Asimismo, alertan ante el grave desabastecimiento de los bienes de consumo básicos y el alza de precios de los mismos. La actual crisis lleva a un mayor crecimiento del mercado paralelo o “mercado negro” —como también se le llama a la venta de productos de contrabando—, lo cual fuerza al ciudadano a vivir en la ilegalidad.

A esto se suma el descenso en el seguimiento de la atención a los más necesitados, a quienes se les brinda una alimentación precaria, en lánguidos comedores públicos. Tal panorama ha llevado a la Iglesia Católica a suplir esta asistencia, abriendo sus propios almacenes para atender a los más vulnerables en comedores dignos.

Se añade a este drama el progresivo deterioro de las viviendas, los obstáculos en la comercialización de la producción local y los impedimentos, mediante todo tipo de trabas, a iniciar negocios según la propia profesión.

Ante la consabida falta de libertad de expresión, los religiosos piden más apertura para que “las personas opinen, den sugerencias, expresen libremente lo que piensan, sienten y desean, garantizando el respeto a su integridad y dignidad humana, independientemente de sus ideas”.

Esta realidad ha llevado a que los religiosos alcen su voz y describan aquello que ven día a día: “las personas están cansadas y estresadas, lo que deteriora las relaciones sociales, familiares y personales. Las conversaciones de la gente solo giran alrededor de estos temas, es su preocupación principal”.

Todo tiene un límite

En otra parte de la carta, en la que se expresa la voz de las diversas órdenes y congregaciones históricas en Cuba, como son los jesuitas, las trinitarias, las camilas y otros, se lee entre líneas lo que es un grito de auxilio dirigido al mundo: “Sentimos que el pueblo no aguanta más, es una situación insostenible. La población desea alternativas factibles que encaminen al país hacia el desarrollo y el bienestar social”.

Para algunos analistas consultados, el comunicado de los religiosos se suma al de otros manifiestos de la Iglesia, que nuevamente será recibido por un gobierno muy hostil a la crítica. Y es por esto que dicho gobierno suele responder con las características de un sistema opresor que acalla, desacredita al adversario y limita los derechos civiles, a lo que hay que sumar los allanamientos a domicilios, debido a las pistas enviadas por informantes.

Como una salida a la crisis —y para evitar confrontaciones—, hay quienes plantean un reordenamiento de la economía en la sociedad cubana, con un ajuste razonable de los precios y la posibilidad de que las personas privadas desarrollen sus negocios, porque en un sistema donde los pagos a los jubilados son escasos y en el que muchos ciudadanos se van a dormir con hambre, se requiere de las autoridades una salida inmediata, viable y moderna para superar la crisis.

Y que el ejercicio del poder no se manifieste solo al acallar con mano dura las protestas, como la de este valiente y urgente comunicado de los religiosos de Cuba, el cual recoge la voz de un pueblo que eleva así su grito hasta Dios.

Para leer el documento completo puede visistar la página de la Conferencia Cubana de Religiosas-os.

Periodista peruano 

Por José Antonio Varela Vidal, publicado originalmente en https://www.miamiarch.org/CatholicDiocese.php?op=Article_en-cuba-el-pueblo-estaacute-cansado_S

Ver más Columnistas

Las consagraciones en la vida espiritual del cristiano

Redacción Central22/06/2021

77. Certificados de Juras de la Constitución de Cádiz y Proclamación de la Independencia en el Archivo Arzobispal de Lima

Redacción Central22/06/2021

76. Curas y parroquias juran la Independencia

Redacción Central15/06/2021

75.- El Perú independiente según Fray Elías Passarell (1839-)

Redacción Central08/06/2021

Comunismo y cristianismo: ¿Compatibles?

Redacción Central03/06/2021

Devoción al Corazón de Jesús en la historia del Perú, por José Antonio Benito

Redacción Central02/06/2021

74.- La Academia Lauretana de Ciencias y Artes de Arequipa

Redacción Central31/05/2021

Dra. Margarita Guerra, Presidenta de la Academia Nacional de Historia del Perú, valora presencia de la Iglesia ante Bicentenario

Redacción Central27/05/2021

¿Es compatible el comunismo con el cristianismo?

Redacción Central26/05/2021