Homilías

Homilía del Domingo XXIV del Tiempo Ordinario: perdonar de corazón

Homilía del Domingo XXIV del Tiempo Ordinario: perdonar de corazón

Entre los efectos posibles de esta pandemia pueden quedar los resentimientos y enfrentamientos fruto de estar tanto tiempo con las mismas personas.

Pero además es frecuente, entre los seres humanos, causarse voluntaria o involuntariamente muchas heridas.

Todo esto necesita del perdón.

Y es lo que nos quiere enseñar la liturgia este domingo. De todas maneras debemos  tener presente también cómo Jesucristo insistió en el deber de perdonar y nos dio un ejemplo especialísimo perdonando a los que le crucificaban.

Así lo vivieron los mártires que murieron perdonando a sus asesinos.

  • Eclesiástico

Se presta a una meditación profunda porque nosotros pedimos a Dios alegremente perdón de nuestros pecados, pedimos también su ayuda, su gracia y nosotros no perdonamos al prójimo:

“¿Cómo puede un hombre guardar rencor a otro y pedir la salud al Señor?… Perdona la ofensa a tu prójimo y se te perdonarán los pecados cuando lo pidas”.

  • Salmo 102

El salmo trata de la misericordia del Señor:

“El Señor es compasivo y misericordioso”. Él nos arropa con su bondad: “No nos trata como merecen nuestros pecados ni nos paga según nuestras culpas”, sino que nos perdona y “aleja de nosotros nuestros delitos”.

  • San Pablo

Nos invita a tomar conciencia de lo que es Jesucristo para nosotros.

Nos advierte que no somos para nosotros mismos, sino que como criaturas, pertenecemos a Dios, gracias a Jesucristo que con su vida y su muerte nos ha ganado para Dios:

“Si vivimos, vivimos para el Señor; si morimos, morimos para el Señor; en la vida y en la muerte somos del Señor”.

  • Verso aleluyático

Nos recuerda la caridad fraterna tal como la pide Jesucristo en la última cena:

“Os doy un mandamiento nuevo: que os améis unos a otros como yo os he amado”.

  • Evangelio

Es una parábola genial por la fuerza que tienen las comparaciones que pone Jesucristo entre el rey, que representa a Dios, y el empleado que representa al hombre.

Pedro preguntó a Jesús: “Si mi hermano me ofende, ¿cuántas veces le tengo que perdonar?”.

Y piensa que siete veces es suficiente.

Para enseñar que tenemos que perdonar siempre, Jesucristo presenta esta parábola:

Un empleado debe a su señor una cantidad fabulosa, diez mil talentos, que vienen a ser unos cien millones de denarios.

En cambio, la deuda de un compañero para con el empleado, es de cien denarios; es decir lo que corresponde al sueldo de un obrero cien días. De esta manera Jesucristo quiere que pensemos que nuestra deuda para con Dios es infinitamente superior.

Y lo que nos debemos unos a otros, los humanos, no es gran cosa en realidad.

Impresiona que las palabras del deudor a su rey sean las mismas que le dice el compañero al empleado:

“Ten paciencia conmigo y te lo pagaré todo”.

El rey movido a compasión perdona, en cambio el consiervo mete en la cárcel a su compañero hasta que le pague el último centavo.

Dios es perdón y misericordia. Si lo aceptamos en nuestra vida tenemos que aprender el perdón sin límites para con el prójimo.

Por eso terminará su parábola Jesucristo con esta enseñanza:

“Lo mismo hará con vosotros mi Padre del cielo si cada cual no perdona de corazón a su hermano”.

Por eso nos enseñó en el padrenuestro: “Perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos”.

José Ignacio Alemany Grau, obispo

Comenta

Comenta

Ver más Homilías

Homilía del III Domingo del Tiempo Ordinario: conviértanse y crean

Redacción Central24 Enero, 2021

Homilía del II Domingo del Tiempo Ordinario: Aquí estoy…me has llamado

Redacción Central16 Enero, 2021

Homilía del Bautismo del Señor

Redacción Central9 Enero, 2021

Segundo Domingo después de Navidad: Constancia y fe de los Reyes Magos

Redacción Central3 Enero, 2021

Homilía del Domingo de la Sagrada Familia 2020

Redacción Central26 Diciembre, 2020

Homilía del cuarto Domingo del Tiempo de Adviento: alégrate, llena de gracia

Redacción Central19 Diciembre, 2020

Homilía del tercer Domingo del Tiempo de Adviento: la alegría en el espíritu

Redacción Central12 Diciembre, 2020

Homilía del segundo Domingo del Tiempo de Adviento: preparen el camino

Redacción Central6 Diciembre, 2020

Homilía del primer Domingo del Tiempo de Adviento: saber esperar

Redacción Central28 Noviembre, 2020