Noticias mundo

Testimonio desmiente comunicado del Sodalicio ante presuntos abusos sexuales de Luis Fernando Figari

Testimonio desmiente comunicado del Sodalicio ante presuntos abusos sexuales de Luis Fernando Figari

Luego de publicar en nuestro medio de comunicación el comunicado oficial del Sodalicio de Vida Cristiana acerca de los presuntos abusos sexuales y maltrato por parte de su fundador Luis Fernando Figari, nos vimos en la obligación de publicar el siguiente testimonio que nos llegó a nuestra mesa de redacción desmintiendo. Este testimonio se vio ofendido y atacado con dicho comunicado; por ello, por ser de justicia reproducimos la descarga de una posible víctima.

 

Estimados todos:

Con respecto al comunicado emitido por el Sodalicio de Vida Cristiana el día de hoy, yo Oscar Enrique Osterling Castillo, con DNI 29691653, en plena conciencia y uso de mis facultades, declaro que parte de ese comunicado es FALSO y que se está engañando a la opinión pública y a todos los que participan de una u otra manera de la obra del Sodalicio de Vida Cristiana. Paso a explicar mi declaración, pidiendo de antemano disculpas si me extiendo, aunque considero que la situación bien lo merece. Pido también disculpas a todos aquellos que les llega este escrito sin quererlo y seguramente están aburridos de esta repetida situación. Perdón por incomodarlos.

A principios del año 2011, luego de salir a la luz las inconductas sexuales de

Germán Doig, los sodálites en ese entonces, fuimos invitados por el Superior General, el Sr. Eduardo Regal, a contar hechos o conductas pasadas de sodálites que nos parecieran “extrañas” y que por diversos motivos (miedo, inseguridad, temor a represalias, etc) no contamos en su momento.

Luego de convenir en fecha y hora, sostuve una conversación por skype (yo vivía en Medellín, Colombia) con Eduardo Regal, en donde le comuniqué lo siguiente:

Que una madrugada de agosto o septiembre del año 1991, en la Comunidad San José 2, en Santa Clara (al este de Lima), en el periodo denominado “experiencia comunitaria” que realicé junto a otros 3 aspirantes; nos visitó Luis Fernando Figari (quien vivía al lado, en la Comunidad San José 1) junto con otras personas. Los 4 que estábamos de experiencia comunitaria, fuimos solicitados a formarnos en la sala de la comunidad, dándole la espalda a la chimenea, y frente a un grupo de personas sentadas, entre ellas el ahora sacerdote Jurgen Daum (encargado de la experiencia comunitaria) y Luis Fernando Figari. Nos pidieron que nos saquemos la ropa y que nos quedáramos en ropa interior (sólo calzoncillos). Una persona más nos FILMABA mientras Luis Fernando Figari nos hacía preguntas, las cuales no recuerdo, salvo una primera de “¿cómo nos sentiamos?”. No recuerdo cuánto duró el momento (minutos, horas), pero recuerdo hasta el color de mi calzoncillo, y la burla de la que fui objeto, pues “no era el tipo de calzoncillo que usan los sodálites”. El diálogo filmado (sólo nos filmaban a nosotros) terminó y seguimos con otras actividades.

A Eduardo Regal le hice dos pedidos muy concretos: primero le pedí que buscara el video de la filmación y segundo que me explicara la muy sospechosa conducta de Luis Fernando Figari, al requerir que nos quitáramos la ropa y nos filmen.

Días o semanas después Eduardo Regal se comunicó conmigo a decirme lo siguiente:

En primer lugar que se habían revisado los archivos y que esas filmaciones ya no existían. En segundo lugar me dijo con respecto a la conducta de Luis Fernando, que “evidentemente” es algo que ya no se hace (desnudar y filmar) y que Luis Fernando Figari en ese momento estaba ensayando una teoría psicológica que había leído.

En una siguiente conversación (yo ya fuera de la comunidad, de la que salí en abril de 2012) le pedí a Eduardo Regal que por favor preguntara bien y que le pida a Luis Fernando Figari, ser más explícito con el autor y el libro de la teoría psicológica que quiso “ensayar”.

Luego de transcurrir varios meses, al sospechar que no se iba a tomar ninguna medida, decidí, junto con otros miembros y exmiembros del SCV, presentar mediante el P. Jean Pierre Teullet, UN PEDIDO DE INVESTIGACION INTERNA A LUIS FERNANDO FIGARI, por posibles actos graves e inmorales. Este pedido, fue reiterado en el siguiente gobierno de Sandro Moroni de MANERA FORMAL Y ESCRITA.

Ni Eduardo Regal ni Sandro Moroni respondieron a este pedido (ni a mi cuestionamiento inicial). Habiendo yo regresado a Lima a vivir, conversé con Sandro Moroni en 2 ocasiones, una en el Pizza Hut de la Av. Javier Prado con la Av. Frutales y la segunda en la comunidad de la Calle 2 en San Borja. Fui muy cuidadoso, sobretodo con él, en no emitir ningún juicio contra Luis Fernando Figari, pero fui firme también en exigir una investigación, por lo menos interna, a esa conducta. Hasta le llegué a formular mi lógica: si la imagen de Germán Doig era intachable para muchos y terminó siendo el depredador sexual que fue ¿cuál es el problema de curarse en salud e investigar estos testimonios contra Luis Fernando?

Al negarse el pedido de investigación interna (no sé las razones), en octubre de 2013, envié mi testimonio, más amplio y detallado (en donde doy más nombres y por eso no adjunto), al P. Jean Pierre Teullet, quien, junto con otros testimonios de otras personas, lo presentó ante el TRIBUNAL ECLESIASTICO en el Arzobispado de Lima.

El tiempo pasó y nunca hubo una respuesta de parte de ninguna autoridad del

Sodalicio. Tampoco del Tribunal Eclesiástico. Hace unos meses, le pedí al P. Jean Pierre Teullet, que me diera el contacto del sacerdote que veía los casos en el Tribunal Eclesiástico. A mediados de junio de este año 2015, hablé personalmente con el P. Víctor Huapaya. Me comentó que sí sabía de mi caso, pero bastante decepcionado me dijo que no entendía las razones por las cuales el pedido de investigación no prosperaba en Roma (siendo que él estaba cumpliendo con todos los requisitos). Deslizó la idea, que sabia que el Procurador del Sodalicio en Roma, estaba impidiendo el progreso del pedido.

Termino aquí mi caso (y que Pedro Salinas tenía en sus manos el día de ayer en el programa CUARTO PODER), y paso a explicar las MENTIRAS expresadas en la comunicación emitida hoy por el Sodalicio.

En el comunicado dice:

  1. «Todo testimonio de inconductas cometidas por algún sodálite presentado ante las autoridades actuales del Sodalicio, ha sido acogido, investigado y, cuando se ha confirmado, hemos ofrecido ayuda a las personas afectadas según la caridad y la justicia, y hemos tomado con los responsables las medidas que corresponden según derecho.»

 

FALSO. Mi testimonio ha sido comunicado a las autoridades actuales del Sodalicio (estoy hablando de los últimos 2 superiores generales), fue acogido y confirmado, pero nunca fue investigado (el P. Jean Pierre Teullet solicitó un jurado que investigue). Extrañamente, NUNCA se me solicitó mi testimonio formal en el Sodalicio. Me ofrecieron darme respuestas, me ofrecieron investigar, pero  NUNCA se me comunicó nada, ni dictamen, ni conclusión, ni sanción o exculpamiento.

 

  1. «Sobre los testimonios que habrían sido presentados al Tribunal Eclesiástico de Lima o en Roma, no habiendo sido informados de sus contenidos ni por quienes los presentaron ni por esas instancias….»

FALSO. El Superior General actual, sabía perfectamente de mi testimonio presentado al Tribunal Eclesiástico por el P. Jean Pierre Teullet. También sabía perfectamente de su contenido y de mi solicitud de una investigación. Yo se lo comuniqué personalmente en la segunda conversación que sostuvimos y hubo un PEDIDO DE INVESTIGACION FORMAL INTERNO (el P. Jean Pierre tiene el cargo).

CONCLUSION:

El comunicado del Sodalicio, MIENTE de manera flagrante, a sus miembros y a la opinión pública. Tan grande es su mentira que hasta el día de hoy 4 años y medio después de haberlo preguntado al Superior General (Eduardo Regal) y luego a Alessandro Moroni, no tengo ninguna respuesta…

¿POR QUÉ LUIS FERNANDO FIGARI NOS QUISO FILMAR A 4 JOVENES EN ROPA INTERIOR UNA MADRUGADA DEL AÑO 1991?

y peor aún

¿POR QUÉ EL GOBIERNO DEL SODALICIO MIENTE DE ESTA MANERA EN EL COMUNICADO?

Les pido por favor, que con la prudencia del caso, reenvien este testimonio a

quienes consideren les pueda servir y deban estar enterados. No espero entrar en ningún diálogo o explicación. Sólo informo porque siento que es mi deber decir la verdad de este tema.

Saludos

Oscar Osterling

Visita Noticias mundo

Comparte
Comparte