Entrevistas y reportajes

5 cosas extraordinarias que no sabías de la ‘Corona de Adviento’

5 cosas extraordinarias que no sabías de la ‘Corona de Adviento’

Perú Católico, líder en noticias.- En muchas casa vemos que antes de Navidad ponen como centro de mesa una corona con velas. Además de ser un elemento decorativo, esta corona anuncia que la Navidad está cerca y debemos prepararnos.

1.- La costumbre es de origen pagano, esta corona representaba el ruego al sol para que regresara con su luz y calor durante el invierno. Los cristianos, para prepararnos a la venida de nuestra LUZ y VIDA, la Natividad del Señor, aprovechamos esta “Corona de adviento” como medio para esperar a Cristo y rogarle infunda en nuestras almas su luz.

2.- El círculo es una figura geométrica perfecta que no tiene ni principio ni fin. La corona de adviento tiene forma de círculo para recordarnos que Dios no tiene principio ni fin, reflejando su unidad y eternidad. Nos ayuda también a pensar en los miles de años de espera desde Adán hasta Cristo y en la segunda y definitiva venida; nos concientiza que de Dios venimos y a Él vamos a regresar.

3.- El follaje verde perenne (que puede ser de ramas de pino, oyamel o hiedtra) representan que Cristo está vivo entre nosotros, además su verde color nos recuerda la vida de gracia, el crecimiento espiritual y la esperanza que debemos cultivar durante el Adviento.

4.- Las cuatro velas representan los cuatro domingos de Adviento. La primera, segunda y cuarta vela que se encienden son de color morado. El color morado representa el espíritu de vigilia, penitencia y sacrificio que debemos tener para prepararnos adecuadamente para la llegada de Cristo. El tercer domingo se enciende la vela rosada. Este color representa el gozo que sentimos ante la cercanía del nacimiento del Señor. El día de Navidad las velas moradas son substituidas otras de color rojo que simboliza el espíritu festivo de la reunión familiar. En algunos, todas las velas se substituyen por velas rojas y en el centro se coloca una vela blanca o sirio simbolizando a Cristo como centro de todo cuanto existe.

5.- La luz de las velas simboliza la luz de Cristo que desde pequeños buscamos y que nos permite ver, tanto el mundo como nuestro interior. Cuatro domingos antes de la Navidad se prende la primera vela. Cada domingo se enciende una vela más. El hecho de irlas prendiendo poco a poco nos recuerda como conforme se acerca la luz las tinieblas se van disipando, de la misma forma que conforme se acerca la llegada de Jesucristo que es luz para nuestra vida se debe ir esfumando el reinado del pecado sobre la tierra. La luz de la vela blanca o del cirio que se enciende durante la Noche Buena nos recuerda que Cristo es la Luz del mundo. El brillo de la luz de esa vela blanca en Navidad nos recuerda como en la plenitud de los tiempos se cumple el “Advenimiento del Señor”.

Comenta

Deja un comentario

Entrevistas y reportajes

Ver más Entrevistas y reportajes

Curiosidades sobre la vida de Santa Rosa de Lima

Redacción Central09/08/2022

¿Cuál es la diferencia entre un sacerdote, un fraile y un monje?

Redacción Central01/08/2022

¡Feliz 28 de julio! ¡Viva el Perú!

Redacción Central28/07/2022

CATEQUESIS: ¿Por qué rezarle a la Virgen si debemos pedirle directamente a Dios?

Redacción Central20/07/2022

¿Puedo arrojar al mar las cenizas de un difunto?

Redacción Central19/07/2022

¿Qué es el agua bendita y para qué sirve?

Redacción Central18/07/2022

Lo que no sabías del ‘Escapulario de la Virgen del Carmen’

Redacción Central15/07/2022

¿Sabías que la ‘Virgen del Carmen’ es la patrona del criollismo y la alcaldesa de Lima?

Redacción Central15/07/2022

Papa Francisco: “Mi renuncia es una posibilidad si Dios me lo pide. No la descarto”

Redacción Central13/07/2022

Medio de comunicación digital, líder en las informaciones en la Iglesia Católica del Perú. Bendecidos por el Papa Francisco. Teléfono: +511 7485020.

Facebook

Calendario noticias

Agosto 2022
L M M J V S S
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

©Todos los derechos reservados.