Columnistas

55.- Iglesia ante el Bicentenario: Agustinos destacados en tiempos de la independencia

55.- Iglesia ante el Bicentenario: Agustinos destacados en tiempos de la independencia

Perú Católico, líder en noticias rumbo al Bicentenario de la Independencia. Este artículo es escrito por el Doctor e Historiador José Antonio Benito.

El P. Benigno Uyarra Cámara constata que en este tiempo difícil de la Independencia en su Orden de San Agustín “no se vive ya grupalmente la radicalidad de la vida religiosa; hay evidentes pérdidas de valores; faltan compromisos serios asumidos por la Provincia, como las misiones, que no faltaron en siglos anteriores, no hay crecimiento del número de Provincias debido a la proliferación de las apostasías y reducciones al estado laical. La Provincia del Perú de agustinos, se divide de lo que constituyó el Alto Perú, de situación, casi total, en la actual nación de Bolivia.  El Convento Grande de Ntra. Sra. de Gracia do Lima, exponente referencial de esta Provincia, sufrió varias amputaciones”.

En el informe del arzobispo Bartolomé de las Heras destaca a los agustinos Recalde y Bucaro “son los que se han mezclado menos en las inquietudes que ha padecido aquella provincia sobre elecciones: Recalde es excelente teólogo y sin nota en su porte religioso y acaso se conduce con manejo regular, tiene mediana suficiencia y es aplicado al confesonario”.

Veamos algunos de los agustinos destacados:

1. P. Maestro Bernardo de Sáenz

Natural de Arequipa, lector de Teología en el Colegio de San Ildefonso. Ocupó el cargo de Notario en la Provincia agustiniana del Perú. Asiduo predicador y confesor. Escribió “Apología Caritativa” en defensa de la fiesta del Corazón de María; frente a Toribio Rodríguez de Mendoza. El P. Sáenz murió santamente en Lima el 18-V-1820. Quien fuese Obispo del Cuzco, José Calixto de Orihuela, escribió su vida ejemplar, calificándola de “hacerlo todo santamente”.

2. P. Juan de Dios Cabezudo

Regente de Estudios del Colegio limeño de San Ildefonso, Procurador de la Provincia del Perú para la congregación general. A su regreso al Perú, tomó a su cargo la defensa de los derechos de la Orden en el complejo caso de Copacabana, porque también el Obispo de La Paz tenía sus pretensiones.

3. P. Maestro Toribio de Salazar

Gobernó la Provincia en diversas ocasiones, fue Maestro de Teología, Notario de la Provincia, Maestro de Novicios, Prior Local o Presidente del Convento Grande.

4. P. Maestro Agustín Lladó y Grau

Limeño de nacimiento, Maestro de Novicios; Doctor en Teología por San Marcos y Maestro de la Orden, Prior en cuatro períodos de la época republicana de 1841 a 1872.

5. Mons. José Calixto de Orihuela

Nació en Oropesa (Charcas), el 14-X-1767. Estudió en San Ildefonso, se ordenó en 1793.  Trabajó con ejemplar entusiasmo, en el Convento de Guía, dando vida a los Terciarios Laicos de la Orden y de modo en la Casa de Retiros. Allí le llegó su nombramiento -el 9-VII- 1820- como obispo, primero como auxiliar del Cuzco y, al morir Mons. José Pérez de Armendáriz, titular en 1823. Tuvo que hacer valer sus derechos frente al Prefecto del Cuzco Agustín Gamarra y al mismo Simón Bolívar. Renunció al obispado el 13-VII-1826, por motivos de salud, aunque hasta 1833 sigue dirigiendo cartas pastorales a los cuzqueños. Muere en Lima el 1° de abril de 1841, a la edad de 74 años.

6. P. José Antonio de Caló

Natural de Galicia, profesa en Lima en 1798. Definidor de Provincia en varias ocasiones, Secretario Provincial en 1813. Expulsado por los patriotas, regresó nuevamente al Perú y dejó una magnífica reseña de la Capilla de las Reliquias en1844.

 7. P. Doctor José Saliá

Nació en Pachacámac y a los 18 años ya era profesor sustituto de la Cátedra de Prima de Sagrada Escritura en San Marcos; pasó también a serlo de las de Nona y Vísperas. En su cátedra de Moral el P. Saliá tuvo discípulos notables, como Fermín Goya, primer Rector de la Escuela de Medicina de San Fernando, Manuel A. Urismendi, Dámaso Herrera, José Manuel Valdés, etc. Fue también examinador sinodal, Consultor y Calificador del Santo Oficio. Como teólogo dio su opinión sobre algunos escritos y doctrinas del Dr. Toribio Rodríguez de Mendoza. Los últimos años de su vida también formó parte de la Sociedad Patriótica que creara San Martín en 1822. Hizo el elogio del Excelentísimo Dr. José Baquíjano y Carrillo. Murió a causa de la tuberculosis en 1826.

Foto del autor de esta sección y de este artículo: Doctor e historiador José Antonio Benito.

*No olvides de ingresar a este enlace en donde encontrarás todos los personajes que forjaron nuestra independencia: https://perucatolico.com/c/la-iglesia-ante-el-bicentenario/

Ver más Columnistas

61.- Iglesia ante el Bicentenario: Las seis Diócesis en tiempos de la Independencia

Redacción Central01/03/2021

La oración y el ejemplo, por P. Johan Leuridan

Redacción Central25/02/2021

60.- Iglesia ante el Bicentenario: La Compañía de Jesús. Restauración y petición de regreso al Perú

Redacción Central22/02/2021

59.- Iglesia ante el Bicentenario: la expulsión de los jesuitas en el Perú en 1767

Redacción Central15/02/2021

El arcoíris de la esperanza

Redacción Central15/02/2021

El enfermo: nunca solo ni mal acompañado, por José Antonio Varela

Redacción Central11/02/2021

58.- Iglesia ante el Bicentenario: los mercedarios

Redacción Central08/02/2021

57.- Iglesia ante el Bicentenario: los franciscanos

Redacción Central01/02/2021

‘Es más importante enseñar las virtudes que condenar los vicios’, por P. Johan Leuridan

Redacción Central25/01/2021