Columnistas

66.- Representaciones visuales en la Iglesia de San Pedro Naván (Huacho) en tiempos de independencia

66.- Representaciones visuales en la Iglesia de San Pedro Naván (Huacho) en tiempos de independencia

Perú Católico, líder en noticias rumbo al Bicentenario de la Independencia. Este artículo es escrito por el Doctor e Historiador José Antonio Benito.

Vamos conociendo los acontecimientos, los grandes personajes, de la gran historia de la Independencia. Nos falta bastante de la historia cotidiana, del gran tejido de pequeños sucesos de la gente “poco importante”. Por esto es de agradecer cualquier aporte a su mejor conocimiento. Por tal motivo hay que agradecer la investigación de la Dra. Sara González en el novedoso tema de las representaciones visuales.

El templo de San Pedro de Naván, contiguo al de Santiago de Andajes y anexo del mismo, nos brinda una manifestación visual que se corresponde ideológicamente con la hoja de vida y el ideario del Padre de La Torre. La techumbre que cubre el área del presbiterio está enlucida con yeso y cuenta con pintura mural que representa a dos ángeles sosteniendo una corona sobre un medallón y una cinta que lleva los colores de la bandera peruana. La cartela central tiene la siguiente inscripción en latín:

Magnificat anima mea Dominum: Et exultavit Spiritus meus in Deo Salvatore meo, quia respexit humillitatem ancilla suae: ecce enim ex hoc beatam me dicent omnes generationes, quia fecit mihi magna qui.

Se trata del texto del Magnificat; es decir, la oración que la Virgen entonó después del saludo a su prima Isabel, embarazada de San Juan Bautista, que comienza con las palabras:

Mi alma glorifica al Señor y mi espíritu se regocija en Dios mi salvador, porque se ha fijado en la humilde condición de su esclava. Desde ahora me llamarán dichosa todas las generaciones, porque el todopoderoso ha hecho conmigo cosas grandes (…).

Esta plegaria alude al hecho de que María es compendio de la Iglesia, la nueva Eva: en su ser se cumple la antigua ley y comienza la nueva porque el Logos Unigénito encuentra al primer Adán en su seno maternal; todo cambió cuando el Verbo puso por obra su venida en carne a fin de recuperar para Dios al hombre, que se había alejado de su Creador. El Magnificat es, pues, un canto profético: la Virgen, en su camino por las montañas de Judea a la casa de Isabel, es tipo y compendio de la Iglesia futura que todavía está encerrada en su seno.[1]  Es a la vez una canción de regocijo: existen en la bóveda varios ángeles con distintos instrumentos musicales (corneta, fagot, dulzainas, violón, viola, tromba marina) que adornan la representación central, a los que se une el Rey David escribiendo los Salmos con el arpa tras su trono.

Según la arquitecta Patricia Navarro Grau, esta pintura corresponde al año de 1821 y no presenta repintes ni intervenciones posteriores[2] Se supone su observación se basa en el estudio de uno de los libros de la comunidad de Naván y parece realmente interesante, puesto que ésta puede ser una de las primeras manifestaciones artísticas de la entonces emergente República peruana -llena de optimismo, por otro lado-, y quizás metáfora de la marcha del ejército del General San Martín por los Andes centrales en busca de una nueva era libre del yugo español.

La bóveda pintada de su templo acerca del Magnificat es una gran pista visual sobre cómo se creaba y recreaba la historia eclesiástica y también la manera en que los naturales se manifestaban como generadores, y no sólo receptores, de evangelización.
[1] Hugo Rahner, op. cit., pp. 24-25.

[2] Obispado de Huacho, op. cit., p. 36; Patricia Navarro Grau, comunicación personal.

[3] Le agradezco esta primicia de un trabajo aún en curso y que ha publicado como adelanto en “APUNTES SOBRE LA PARTICIPACIÓN DEL CLERO RURAL EN EL PROCESO DE INDEPENDENCIA DEL PERÚ: DOS CASOS INÉDITOS DE LA SIERRA DE LIMA: NAVÁN Y ANDAJES (PROVINCIA OYÓN) Y MANGAS (PROVINCIA BOLOGNESI)” Raúl Chau Quispe y Sara González Castrejón. https://www.academia.edu/44513952/APUNTES_SOBRE_LA_PARTICIPACI%C3%93N_DEL_CLERO_RURAL_EN_EL_PROCESO_DE_INDEPENDENCIA_DEL_PER%C3%9A_DOS_CASOS_IN%C3%89DITOS_DE_LA_SIERRA_DE_LIMA_NAV%C3%81N_Y_ANDAJES_PROVINCIA_OY%C3%93N_Y_MANGAS_PROVINCIA_BOLOGNESI.

[4] Hugo Rahner, op. cit., pp. 24-25.

[5] Obispado de Huacho, op. cit., p. 36; Patricia Navarro Grau, comunicación personal.

Foto del autor de esta sección y artículo: Doctor e historiador José Antonio Benito.

*No olvides de ingresar a este enlace en donde encontrarás todos los personajes que forjaron nuestra independencia: https://perucatolico.com/c/la-iglesia-ante-el-bicentenario/

Ver más Columnistas

68.- El padre Inca Justo Sahuaraura (1770-1853)

Redacción Central19/04/2021

67.- Clérigo José Joaquín de Larriva y Ruiz (1780 – 1832)

Redacción Central12/04/2021

¡A mi amigo sacerdote en su día!

Franco Segura01/04/2021

65.- Iglesia ante el Bicentenario: Sacerdotes fidelistas que regresaron a España: Juan de la Cruz Errazquin Otamendi (+1831), deán de Arequipa, muere pobre y olvidado en Lezcano

Redacción Central29/03/2021

El origen de las novenas católicas

Redacción Central25/03/2021

‘La creación y la salvación’, por P. Johan Leuridan

Redacción Central25/03/2021

64.- Iglesia ante el Bicentenario: clérigos en el primer Congreso del Perú (1822-1825)

Redacción Central22/03/2021

¿Dónde vamos al morir?

Redacción Central20/03/2021

63.- Iglesia ante el Bicentenario: Los padres camilos o padres de la buena muerte

Redacción Central15/03/2021