Homilías

Homilía del XXVII Domingo del Tiempo Ordinario: Mi amigo tenía una viña

Homilía del XXVII Domingo del Tiempo Ordinario: Mi amigo tenía una viña

La viña es una de las plantas más simbólicas, sobre todo para Israel, como podemos ver frecuentemente en la Biblia. Jesús también nos hablará de ella en el capítulo 15 de San Juan. Hoy vamos a gozar especialmente con Isaías, el profeta cariñoso y cercano que a todos nos cae bien, sobre todo a la liturgia.

Isaías

“Voy a cantar en nombre de mi amigo un canto de amor a su viña. Mi amigo tenía una viña en fértil collado”.
A continuación cuenta los esfuerzos que hizo el dueño para que diera fruto “la entrecavó, la descantó y plantó buenas cepas, construyó en medio una atalaya y cavó un lagar y esperó…”
La ilusión del propietario se truncó y en vez de uvas dio agrazones.
El Señor pregunta: “¿qué más cabría hacer por mi viña que yo no he hecho?”.
Esta es la postura maravillosa de Dios descrita bajo la parábola y la clave de todo está en este versículo: “la viña del Señor de los ejércitos es la casa de Israel”.
Conocemos su historia. Cuántas veces el pueblo de Dios lo negó…
Pero no te quedes ahí, medita que bajo esta comparación estamos también todos los hombres y especialmente todos los cristianos.
Recuerda lo que cantamos en la liturgia del viernes santo:
“¡Pueblo mío!, ¿qué te he hecho, en qué te he ofendido?
Yo te planté como viña mía, escogida y hermosa… ¡qué amarga te has vuelto conmigo!”.
Tú estás en la Iglesia santísima y bellísima en la que te plantó Dios el día del bautismo… ¿Das fruto?
Tú lo sabes.

Salmo 79

En el salmo repetiremos la misma imagen que la Iglesia pide que tengamos muy presente, invitándonos a la verdadera conversión.
Comenzaremos repitiendo: “La viña del Señor es la casa de Israel” (nosotros leemos la Iglesia del Señor…).
Allí encontrarás el complemento de lo que hemos leído en Isaías, hecho oración por el salmista.

Filipenses

San Pablo nos invita a la confianza.

Lógicamente si Dios nos ha creado y metido en la Iglesia con tanto cariño, nuestra confianza tiene que estar totalmente puesta en Dios.
Debemos recordarlo e invocarlo con frecuencia:
“Nada os preocupe; sino que, en toda ocasión, en la oración y súplica con acción de gracias, vuestras peticiones sean presentadas a Dios”.
Como respuesta a esta vida de fe y confianza en nuestro Creador tenemos la paz:
“Y la paz de Dios que sobrepasa todo juicio custodiará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús”.

Evangelio

Debemos reflexionar a quiénes dirige Jesús las parábolas.
En este caso y con relativa frecuencia Jesús habla a los sumos sacerdotes y ancianos del pueblo.
La parábola también se refiere a la viña de Isaías:
“Había un propietario que plantó una viña, la rodeó con una cerca, cavó en ella un lagar, construyó la casa del guarda, la arrendó a unos labradores y se marchó de viaje”.
Se ve aquí claramente la relación entre la parábola y el relato de Isaías.
El dueño fue enviando sus criados para recibir el fruto correspondiente. Se negaron a dárselo, los golpearon, maltrataron y hasta mataron.
Finalmente, el dueño envía a su hijo pensando “tendrán respeto a mi hijo”.
La actitud de los labradores no fue así sino que pensaron: “Este es el heredero: venid, lo matamos y nos quedamos con su herencia”.
Y agarrándolo lo empujaron fuera de la viña y lo mataron.
Aquellas palabras debieron caer como bomba en el orgulloso corazón de los sumos sacerdotes y ancianos del pueblo. Por eso el evangelista terminará diciendo:
“Los sumos sacerdotes y los fariseos al oír sus palabras, comprendieron que hablaba de ellos. Y, aunque intentaban echarle mano, temieron a la gente que lo tenía por profeta”
La parábola de hoy es clara. Israel termina sacando de la ciudad a Jesús y lo victimó en el Calvario.
Era de verdad el Hijo de Dios y por eso el triunfo no fue de sus asesinos sino que fue la glorificación del Padre:
¡La resurrección de Jesús!

José Ignacio Alemany Grau, obispo

More in Homilías

Solemnidad de Pentecostés: Marchemos tras el Espíritu

Redacción Central18 Mayo, 2018

Homilía del V Domingo de Pascua: Jesús, Señor de la vida

Redacción Central28 Abril, 2018

Homilía del IV Domingo de Pascua: Dar la vida libremente-El gran secreto

Redacción Central20 Abril, 2018

Homilía del Tercer Domingo de Pascua: No olvides a Jesús aunque peques

Redacción Central16 Abril, 2018

Homilía de Domingo de Ramos: Un ramo y el corazón sincero

Redacción Central23 Marzo, 2018

Homilía del IV Domingo de Cuaresma: En víspera de Getsemaní

Redacción Central17 Marzo, 2018

Homilía del III Domingo de Cuaresma: Dios nos salvó en Cristo

Redacción Central10 Marzo, 2018

Homilía del II Domingo de Cuaresma: “El crucificado, fuerza de Dios”

Redacción Central2 Marzo, 2018

Homilía del I Domingo de Cuaresma: “Escuchen a mi hijo”

Redacción Central24 Febrero, 2018

Homilía del I Domingo de Cuaresma: Conviértanse y crean

Redacción Central18 Febrero, 2018

Homilía del VI Domingo del Tiempo Ordinario: Hay que defender la humanidad

Redacción Central9 Febrero, 2018

Homilía del V Domingo del Tiempo Ordinario: Jesús, el misionero inquieto

Redacción Central4 Febrero, 2018
#header{ background-image:none;} footer{ background-image:none;} footer:before{ background-image:none;}

Calendario de noticias

Mayo 2018
MTWTFSS
« Apr  
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031 

Suscríbete

Copyright © 2018 Derechos reservados

Compartir
CrestaProject