Columnistas

¿Hay fuego en el purgatorio?

¿Hay fuego en el purgatorio?

El Catecismo de la Iglesia Católica dice lo siguiente sobre el Purgatorio:

1030 Todos los que mueren en la gracia y la amistad de Dios, pero aún imperfectamente purificados, tienen ciertamente asegurada su salvación eterna; pero después de la muerte se someten a una purificación, a fin de alcanzar la santidad necesaria para entrar en el gozo del cielo.

1031 La Iglesia da el nombre de Purgatorio a esta purificación final de los elegidos, que es completamente diferente del castigo de los condenados. La Iglesia formuló su doctrina de fe sobre el Purgatorio, especialmente en los Concilios de Florencia y Trento. la tradición de la Iglesia, por referencia a ciertos textos de la Escritura, habla de un fuego purificador:

En cuanto a algunas faltas menores, debemos creer que, antes del Juicio Final, hay un fuego purificador.

LO QUE SIGNIFICA

Lo que dice en pocas palabras, es que aquellos que no están perfectamente libres de pecado en el momento de la muerte, pasan por un “fuego purificador” que consolidará su salvación, purificándolos antes de entrar en la presencia de Dios. Esta imperfección se entiende como la acumulación de “pecados veniales” y otras faltas menores que serán “perdonadas” después de la muerte.

La sección 1031 habla de “ciertos textos de la Escritura”, y uno de los que se le atribuyen, es 1 Corintios 3: 12-15 que se usa para apoyar esta doctrina.1CORINTIOS 3: 12-15

La primera carta a los Corintios dice esto: “Si alguno edifica sobre el fundamento con oro, plata, piedras preciosas, madera, heno, paja, la obra de cada uno se manifestará, porque el Día lo revelará, porque será revelado por fuego, y el fuego probará el tipo de trabajo que cada uno ha hecho. Si el trabajo que alguien ha construido sobre los cimientos sobrevive, recibirá una recompensa. Si el trabajo de alguien se quema, sufrirá pérdidas, aunque él mismo se salvará, pero solo como a través del fuego “.1Corintios 3: 12-15

ANALIZANDO

Desde el comienzo de la carta, vemos que Pablo está hablando de divisiones en la Iglesia de Corinto.

En el tercer capítulo, después de explicar que él mismo fue quien plantó la semilla del evangelio (Pablo fue el primero en predicar allí), y Apolos quien la regó, lo que significa que continuó la obra a través del discipulado, pero que debían dar gracias a Dios que dio el crecimiento de la fe en ellos (1Cor 3: 4-9); Pablo pronuncia un discurso sobre la responsabilidad que todo cristiano tiene de construir con sus propias acciones, sobre el fundamento, quien es Cristo mismo, porque todo el trabajo será probado en ‘el Día’, es decir, en el Día del Juicio Final (1Cor. 3: 11-12)

1 – Es importante notar que se dice que este evento es para todos los cristianos, como parte de su juicio, incluidos Pablo, los Apóstoles y Santa María, y no solo para los ‘no tan santos’ o con pecados ‘veniales’ ( 1Cor 3:13).

2 – El evento es una prueba como parte del Juicio Final, no antes (en “el Día” -1Cor 3:13).

3 – El evento prueba todo el trabajo, es decir, todas nuestras acciones, buenas y malas, según su valor ante Dios, no los pecados (1Cor 3: 12-13). Vea también a Jesús hablando sobre el tema (Lucas 8:17).

4 – Este “fuego” es una expresión simbólica del Juicio de Dios, y no literal (“como a través de fuego” – 1Cor 3:15).

5 – El evento es una prueba, no un castigo o “purificación” (1Cor 3:13).

CONCLUSIÓN

El pasaje de 1Corintios 3: 12-15 carece de todos los elementos que el Purgatorio dice ser.

El purgatorio pretende ser un fuego purificador que se aplica a lo que no es perfecto antes de entrar al cielo. Implica sufrimiento, por eso sus defensores elevan oraciones por las almas del purgatorio.

El evento del que habla Pablo, es una prueba, aplicada en el Día del Juicio a todo cristiano, sin importar su nivel de pureza o santidad, y no implica dolor ni sufrimiento ni purificación de ningún tipo.

Por Omar Flores.

Ver más Columnistas

54.- Iglesia ante el Bicentenario: El Congreso de la República declaró a San José, Patrono del Perú en 1828

Redacción Central11 Enero, 2021

53.- Iglesia ante el Bicentenario: Monseñor José de Cuero y Caicedo, patriota quiteño, muerto en Lima (1735-1815)

Redacción Central5 Enero, 2021

Ramón Pané: El primer evangelizador en América, por José Antonio Varela

Redacción Central4 Enero, 2021

¡Mi WhatsApp, un espacio para evangelizar!

Franco Segura2 Enero, 2021

52.- Iglesia ante el Bicentenario: P. José Francisco Sánchez Navarrete, padre de la instrucción primaria peruana (+1859)

Redacción Central28 Diciembre, 2020

‘Navidad’, por el P. Johan Leuridan

Redacción Central25 Diciembre, 2020

Meditación sobre el nacimiento de Jesús: “El Pesebre envuelve la gloria de Dios”, por P. Jean Pierre Teullet

Redacción Central24 Diciembre, 2020

¡El cumpleaños de Jesucristo!

Redacción Central24 Diciembre, 2020

¡La Navidad capturada!

Redacción Central24 Diciembre, 2020