Misioneras de Jesús Verbo y Víctima

“Misioneras en salida”

“Misioneras en salida”

Es mandato del Señor: “Id y haced que todos los pueblos sean mis discípulos, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, enseñándoles a observar todo lo que os he mandado (Mt.28, 19-20) nuestro Papa Francisco en su exhortación Apostólica EVANGELII GAUDUIM, reafirma este mandato, invitándonos a ser Iglesia en salida, en dinamismo, acción misionera, salir de la propia comodidad, atreverse a llegar a todas las periferias que necesitan la luz del evangelio, como lo hizo Abraham que ante el llamado de Dios salió a una tierra nueva, un Moisés y mucho santos misioneros a la largo de la Historia de la Iglesia, que han mostrado el verdadero rostro de Dios.

Misioneras de Jesús Verbo y Víctima 4

También las Misioneras de Jesús Verbo y Víctima (MJVV) están en marcha, en salida al encuentro de los que están lejanos y abandonados. Esta es nuestra misión. Salir a los cruces de los caminos, haciendo el trabajo del buen pastor que busca sin desmayar a la oveja perdida. Sembrar la semilla tratando que la Palabra de Dios se encarne en el corazón humano y de fruto de vida nueva. Este celo incansable por las almas más abandonadas es lo que Mons. FEDERICO KAISER. (Fundador) imprimió en cada MJVV, porque “allí donde termina la carretera asfaltada allí empieza la labor de la Misionera de Jesús Verbo y Víctima”. ¡Qué gran aventura es esto por Cristo! Pues, para cumplir con este mandato apostólico, debemos recurrir a todos los medios posibles para llegar a nuestros fieles en Piura, Chiclayo, La Libertad, Lima, Huancayo, Huancavelica, Arequipa, Ayacucho, Cusco, Chile, Argentina, Uruguay, Bolivia, Paraguay, etc.

Papa en Perú

Y lo hacemos caminando, a caballo, en bicicleta, en auto, etc. No hay barreras que nos impidan retrasar nuestra misión, queremos ser Misioneras al cien por cien, nuestro anhelo es aliviar el abandono de nuestros fieles y mitigar su hambre de Dios ofreciéndoles atención religiosa, lo mejor que podamos. Bien sabemos que no podemos sustituir al sacerdote pero le preparamos el camino y al mismo tiempo procuramos a nuestra gente ya un notable alivio tanto espiritual como temporal. Realizando las labores de:
– Enseñar las verdades religiosas.
– Educación religiosa en los colegios.
– Administrar los bautismos.
– Celebrar la liturgia de la palabra.
– Administrar la Sagrada Comunión.
– Asistir matrimonios.
– Atender enfermos y moribundos.
– Formar y guiar catequistas.
No pocas de nosotras nos capacitamos técnicamente como enfermeras, obstetrices y dentistas.

Misioneras de Jesús Verbo y Víctima 7

Sacramento del matrimonio.

Misioneras de Jesús Verbo y Víctima 5

Misionera de Jesús Verbo y Víctima (MJVV) bautizando.

Les enseñamos entre otros:
Educación familiar, costura, tejido, pequeña artesanía, primeros auxilios alfabetización. etc. Aligerando por nuestra obra misionera la carga agotadora de nuestros sacrificados sacerdotes. Como sabemos es un gran reto la evangelización hoy como dice el Documento de Aparecida n.35…”esta nueva escala del fenómeno humano trae consecuencias en todos los ámbitos de la vida social, impactando la cultura, la economía, la política, la educación…y naturalmente la religión, afectando la vida de nuestros pueblos y el sentido religioso y ético de nuestros hermanos que buscan infatigablemente el rostro de Dios”. “No temas arriesgarte porque contigo yo estaré”, le dijo Dios al profeta, hoy nos lo dice a nosotras también, y el Espíritu Santo que nos fortalece nos hace exclamar: El amor de Cristo nos apremia y nos urge la gloria de Dios que en Caridad Docente y Penitente salvar almas es nuestra misión. Hacemos nuestras estas palabras que dice el Documento de Aparecida. (32b)…”Conocer a Jesús es el mejor regalo que puede recibir cualquier persona, haberlo encontrado nosotras es lo mejor que nos ha ocurrido en la vida y darlo a conocer con nuestra palabra y obras es nuestro gozo”.

Misioneras de Jesús Verbo y Víctima 2

La mies es mucha los obreros pocos pedimos al señor que envíe más obreros a sus mies.

Que María Estrella de la Evangelización, nos ayude a ponernos siempre en salida. La vocación religiosa misionera es una preciosa perla, lo decisivo es ponerse en camino con esta confianza y fe. Quieres vivir esta linda experiencia misionera o formar parte de esta Congregación Religiosa Misionera Peruana y rezar por ella. Si deseas esto, ¡adelante! puedes comunicarte a los teléfonos en Lima: 01-4363193; Arequipa: 054-511002; Chiclayo 074-222076. #999037969.

Misioneras de Jesús Verbo y Víctima

More in Misioneras de Jesús Verbo y Víctima

Mes del Sagrado Corazón de Jesús

Redacción Central24 Junio, 2017

El reto de la escasez sacerdotal

Redacción Central17 Enero, 2017

El llamado de las cumbres

Redacción Central10 Octubre, 2016

Confianza: un artículo de las Misioneras de Jesús Verbo y Víctima

Redacción Central13 Agosto, 2016

Artículo: La perseverancia en el ideal

Redacción Central29 Julio, 2016

Monjas de congregación peruana evangelizan en bicicleta Argentina

Redacción Central14 Junio, 2016

Asociación Lamikai, nacida para evangelizar todo el mundo

Redacción Central25 Mayo, 2016

‘Sed pan partido para los pobres’

Redacción Central5 Mayo, 2016

Sed pan partido que se da a los demás

Redacción Central14 Enero, 2016

Madres felices: Instituto Pedagógico ‘Federico Kaiser’ de Caravelí logra demostrar calidad educativa

Redacción Central6 Diciembre, 2015

‘Misioneras de Jesús Verbo y Victima’, una congregación peruana para el mundo

Redacción Central3 Octubre, 2015

“La madre de un sacerdote”

Redacción Central12 Septiembre, 2015
Compartir
CrestaProject